29 de julio de 2013

Él la ignoro, ella daba todo por él. Meses después la casualidad los cruzó, él le hablo y para sorpresa de ella...ya no importó! No estalló su corazón, ni las mariposas bloquearon su garganta, ni se puso nerviosa, ni se le ocurrió decirle a la cara todas aquellas palabras ensayadas en su memoria para una situación como esta... Que sabio es el tiempo, que cruel el olvido...despojados de sentimientos nuestra visión cambia. Así q queridos lectores a no preocuparse tanto sí alguien se aleja o considera que no sos su mejor opción ( él tampoco es la tuya). Ni preparar tantos discursos que nunca diremos en nuestra cabecita! Utilicemos esa energía en cosas q merezcan la inversión de nuestro valioso tiempo. Porque el día que tenes la oportunidad de dar tú discurso, ya no te va a interesar hacerlo!! ...conclusión de la semana....